LESIONES Y ENFERMEDADES

  1. Home
  2. Dolencia
  3. Esguince

Búsqueda de Lesiones y Enfermedades:

RESERVA TU HORA ONLINE

Campo obligatorio

Tu hora fue agendada con éxito


Nos comunicaremos a la brevedad para coordinar día y hora.

*Horarios de atención: 8 a 18 hrs de
Lunes a Viernes.

¡Upps ocurrió un error de comunicación!

Esguince

  • Síntomas
  • Causas
  • Factores de riesgo
  • Tratamientos
  • Recuperación
  • Prevención

Los esguinces son lesiones que afectan a los ligamentos y son muy frecuentes. ¿Quién no ha visto a alguien tropezar en la calle por ir mirando el celular mientras camina? Los esguinces se originan por un movimiento mal ejecutado que genera un estiramiento indebido del ligamento, provocando el dolor e inflamación.

Los ligamentos tienen dos funciones principales:

1) La unión de distintas zonas de la articulación entre sí para darle estabilidad y evitar la presencia de movimientos anómalos.

2) La generación de la propiocepción, es decir, la habilidad que tenemos de saber dónde y cómo están posicionadas las distintas partes de nuestro cuerpo en el espacio, sin la necesidad de estar mirando.

La gravedad de un esguince se define según el grado de la lesión:

  • Esguinces de grado 1: son aquellos donde solo hay un estiramiento anormal del ligamento, sin rotura de las fibras. Presentan dolor e inflamación, pero no hematoma o “moretón”.
  • Esguinces de grado 2: hay una rotura parcial de las fibras. Generan mayor dolor e inflamación, además de un moretón o equimosis en la piel. Sin embargo, como las fibras no están rotas completamente, no presentan gran inestabilidad.
  • Esguinces de grado 3: hay una rotura completa de las fibras del ligamento. Ocasionan aún más inflamación y edema, con un gran hematoma e inestabilidad, donde incluso se pueden observar movimientos anormales de la articulación.

Cualquier articulación del cuerpo es susceptible de sufrir un esguince, siendo el tobillo y los dedos las zonas donde más frecuentemente se producen este tipo de lesiones. En menor frecuencia, pueden ocurrir en la rodilla, muñeca, codo, hombro y cuello.

¿Cuáles son los síntomas de los Esguinces?

  • Dolor articular.
  • Inflamación.
  • Pérdida de movilidad y función articular.
  • Sensación de inestabilidad.
  • Moretones (equimosis) y hematomas en casos más graves.
  • Al momento de la lesión se puede escuchar un sonido parecido a un “click” en la articulación.

¿Cuáles son las causas de los Esguinces?

Los esguinces se producen, en general, después de un traumatismo como un golpe, una torcedura o un mal gesto articular. Algunos movimientos que pueden producir esguinces son:

  • Caminar o hacer ejercicio en superficies desniveladas.
  • Cambios de direcciones bruscas durante alguna actividad deportiva.
  • Al momento de una caída, como aterrizar con fuerza sobre el codo o la muñeca.

¿Cuáles son los factores de riesgo de los Esguinces?

  • Musculatura débil.
  • Uso de calzado inadecuado en superficies inestables.
  • Entrenamiento deportivo en superficies con desniveles.
  • Las personas mayores son propensas a perder paulatinamente el equilibrio y la estabilidad, por lo tanto, tienen mayor riesgo de sufrir caídas y/o movimientos anormales de las articulaciones que pueden resultar en un esguince.

¿Cuál es el Tratamiento para el Esguince?

El tratamiento inicial de los esguinces consiste en inmovilizar la zona para evitar un mayor daño en el ligamento y la articulación. Asimismo, controlar el edema mediante un vendaje compresivo, reposo, mantener la extremidad en alto, hielo y antiinflamatorios.

Según la gravedad del esguince, el médico podrá indicar cuál es el mejor tratamiento a seguir, el cual podría ser con tratamientos regenerativos, en casos menores, o incluso cirugía en esguinces grado 3 con gran inestabilidad.

Tratamientos Regenerativos 

Nuestros tratamientos regenerativos personalizados, desarrollados a partir de las células y tejidos propios de cada paciente, sin utilizar  otros elementos elementos ni derivados animales, buscan recuperar la estructura y función normal de la articulación o controlar los desagradables síntomas de forma segura y eficaz. De esta forma, conseguimos disminuir el dolor, mejorar la movilidad y restaurar una función lo más normal posible, mejorando la calidad de vida del paciente.

La elección del tratamiento regenerativo personalizado se fundamenta en una evaluación cuidadosa de la condición de cada paciente, definiendo la gravedad de su lesión actual, identificando factores de riesgo que puedan contribuir al desarrollo o empeoramiento de la lesión y definiendo así un potencial de recuperación.

Tratamientos de un día

Son tratamientos regenerativos donde todo se realiza el mismo día, es decir, la toma de muestra, la preparación del producto celular y su infiltración.

  • Plasma Rico en Plaquetas (PRP): para producir este tratamiento, es necesaria solo una muestra de sangre del paciente, desde donde se obtiene un concentrado de plaquetas que luego se infiltra dentro de la articulación o en la estructura lesionada. Las plaquetas son las células del cuerpo que primero responden frente a un daño y secretan una serie de Factores de Crecimiento, que estimulan mecanismos regenerativos para controlar el daño dentro de la articulación.
  • Suero Rico en Factores de Crecimiento (SRF) + Ácido Hialurónico: es similar al PRP, pero se eliminan las plaquetas y otros elementos de la coagulación, obteniendo un concentrado solo de Factores de Crecimiento, sin células. Esto nos permite mezclarlo de forma segura con Ácido Hialurónico, que es una sustancia viscosa que actúa como un lubricante articular. Este tratamiento es eficaz para tratar artrosis avanzada de rodilla, donde no es posible restaurar una estructura y función normales, por lo cual buscamos mejorar el dolor, rigidez, función y calidad de vida. Además, podemos diseñar programas personalizados de rehabilitación regenerativa, con infiltración de SRF + Ácido Hialurónico, kinesiología para corregir alteraciones biomecánicas y bloqueos nerviosos para controlar aún más el dolor.
  • Fracción Vascular Estromal (FVE): tratamiento de mayor complejidad que el PRP y el SRF. Se produce a partir de una pequeña muestra de grasa obtenida a través de una mini-liposucción mínimamente invasiva, ambulatoria y realizada con anestesia local, que no suele demorar más de 30 minutos. En nuestro laboratorio procesamos esta muestra de grasa y obtenemos un concentrado de células, dentro de las cuales hay un 10% de Células Madre Mesenquimales y 90% de otro tipo de células, como pericitos, células endoteliales y células T reguladoras, que ayudan a controlar la respuesta inflamatoria, entre otras.

Posteriormente, este concentrado de células se infiltra dentro de la articulación, pudiendo mezclarse con ácido hialurónico, controlando la inflamación crónica presente dentro de la rodilla y estimulando a las células del cartílago (condrocitos) para producir más cartílago.

Tratamientos con multiplicación

Las condiciones que otorga el laboratorio son clave en el proceso, ya que la forma en la cual se multipliquen las células afectará directamente la calidad del producto y, por lo tanto, la eficacia del tratamiento. En Cellus cuidamos especialmente que las células de nuestros pacientes cuenten con las mejores condiciones para crecer, por lo cual controlamos las condiciones de oxígeno para asemejar el organismo; no utilizamos ningún derivado animal en el proceso de multiplicación (es frecuente el uso de Suero Fetal Bovino) y utilizamos métodos especiales de cultivo que nos permiten obtener grandes números de células en poco tiempo.

Una vez que finaliza el proceso de multiplicación, las células son criopreservadas y sometidas a pruebas de control de calidad, para asegurar que están libres de cualquier contaminante (virus, bacterias, toxinas, etc.) y para contarlas, lo cual es trascendental, ya que el efecto del tratamiento depende del número de células administradas.

Cirugía

La cirugía se reserva para los esguinces de grado 3 (roturas completas), en pacientes con altas exigencias funcionales, como deportistas, donde la inestabilidad biomecánica impide el correcto desempeño de las actividades deseadas. De esta forma, la cirugía busca restablecer la estructura del ligamento para que pueda cumplir su función estabilizadora. Sin embargo, la cirugía difícilmente puede restablecer la propiocepción, por eso es necesario un largo proceso de rehabilitación post intervención quirúrgica.

¿Cuánto dura la recuperación?

Posterior a la aplicación de un tratamiento regenerativo la recuperación se enfoca en disminuir los rangos de dolor y regular la inflamación de la zona dañada. Estos objetivos se logran mediante distintas técnicas kinésicas como la electroterapia, crioterapia, drenaje y presoterapia (botas con presión y frío), las que se aplican durante 7 a 10 días.

Posteriormente, una vez controlado el dolor y la inflamación, el paciente puede comenzar con ejercicios isométricos para activar la zona del esguince y aumentar pasivamente los rangos de movimiento, independiente si el esguince es de grado 1 o 3.

Reintegro Deportivo

La recuperación también depende del grado del esguince. En esguinces grado 1, una recuperación total, con retorno al deporte, puede demorar entre 3 a 4 semanas, mientras que en esguinces grado 2 y 3, el retorno al deporte puede demorar entre 6 y 8 semanas.

En casos de cirugía, el retorno al deporte puede demorar 12-16 semanas.

¿Cómo prevenir un Esguince?

Las recomendaciones para prevenir los esguinces son muy básicas, como caminar por superficies planas y estar atento a cualquier desnivel, usar la ropa adecuada para hacer actividad física y mantener una buena condición física, que permite hacer movimientos de forma correcta.

Además, se deben tener en cuenta mejorar los siguientes factores de riesgo:

  • Baja condición física.
  • Fatiga.
  • Elongación o calentamiento indebido antes de una rutina deportiva.
  • Condiciones ambientales, como piso resbaloso por la lluvia.
  • Indumentaria no apropiada para hacer deporte.

 

#Blog Clínica Cellus